Pronomes Pessoais em Espanhol

1. Pronombres personales – Pronomes Pessoais em Espanhol

A. Pronombres tónicos

Pronomes Pessoais em Espanhol

1 Existe un neutro “ello” de uso poco común

Observaciones

Pronomes Pessoais em Espanhol: Las formas tú/vosotros responden a un tratamiento de confianza, mientras que las formas usted/ustedes son el tratamiento de respeto de 2da. persona, pero van acompañadas de la forma de 3ra. persona del verbo, en singular o plural respectivamente:

Tú eres Pepe = Usted es Pepe

Vosotras estáis cansadas = Ustedes están cansadas

El estudiante extranjero debe tener muy en cuenta que estas formas se utilizan muy poco en función del sujeto delante del verbo, ya que las desinencias verbales indican con total nitidez las diferentes personas. Así en el lenguaje normal se dice como, viajas, estudiamos, suben, etc., y no yo como, tú viajas, nosotros estudiamos, ellos suben, etc.

Cuando el hablante nativo usa estas formas sujeto, normalmente se pretende dar un matiz de énfasis o intensidad:

Ya te lo pedí muchas veces ¿Tú me oíste?

Uso con preposiciones:

– Todos estos pronombres, excepto tú y yo suelen ir precedidos de preposiciones: para usted; con ellos; a él; de nosotros; por ellas; entre vosotras, etc.

– Los pronombres yo y tú cambian para mí y ti, cuando están detrás de preposiciones (excepto entre y según): para mí/ti; a mí/ti; de mí/ti, por mí/ti

– En el caso concreto de la preposición con, cambian tú y yo para contigo y conmigo: Yo estoy contigo y tú estás conmigo

B. Pronombres Átonos

Pronomes Pessoais em Espanhol

Observaciones

1. Las formas me/te/ nos y os expresan tanto el objeto directo como el indirecto y todas ellas preceden a las formas personales del verbo:

(él) me/te/nos/os miró. (obj. directo)

(él) me/te/nos/os dio un regalo. (obj. indir.)

2. Las formas de tercera persona lo/s (persona, cosa masculino) y la/s (persona, cosa femenino) se usan para expresar el obj. directo y también preceden a las formas personales del verbo:

(yo) lo/los/la/las miré.

(tú) lo/los/la/las saludaste.

(usted) lo/los/la/las tiene.

3. La forma le/les se usan para expresar el obj. indirecto, sin distinción de género, e igualmente preceden a las formas personales del verbo:

(yo) le/les di el regalo.

(tú) le/les llevaste las maletas.

(usted) le/les explicó mal el asunto.

4. Además del uso consignado en el apartado anterior, la forma le/les también puede referirse al obj. directo masculino de persona alternando con lo/los:

(yo) los/les miré.

(tú) los/les saludaste.

5.Esta alternancia sólo es posible cuando le/s y lo/s se refieren a personas masculinas. Cuando la referencia es a cosas de género masculino, la única forma aceptable en el lenguaje cuidado es lo/s.

Al usar le como pronombre referido a objeto, en vez de lo, se incurre en la desviación de la norma conocida como leísmo:

El libro le compré en vez de El libro lo compré.

6. La forma lo, además del uso ya estudiado, puede referirse a una oración entera

(anterior o posterior) o a un fragmento de la oración:

Tus facciones son muy bellas. No lo había notado antes.

Te lo he dicho mil veces. No debes andar con esa chaqueta vieja.

Lo comprendo pero no lo acepto.

No lo entendía.

7. Especialmente interesante es el uso del pronombre neutro lo en respuestas cortas para sustituir y resumir el concepto contenido en la pregunta.

¿Estás cansado? – Sí, lo estoy.

¿Necesita usted algo más? – Sí, lo necesito.

¿Están de acuerdo con nosotros? – No, no lo están.

¿Sabes por qué se enfadaron? – No, no lo sé.

Estas respuestas cortas constituyen en realidad una fórmula con unos elementos fijos:

sí/no + lo + verbo.

De manera diferente ocurre en el portugués donde es común escuchar sólo el verbo conjugado para respuestas afirmativas o no + verbo conjugado para respuestas negativas.

8. Se sabe que todas estas formas átonas se colocan delante de las formas personales del verbo. Sin embargo, con las formas del imperativo afirmativo, así como en los verbos con infinitivo o gerundio los pronombres átonos son colocadas detrás y formando una sola palabra:

Dame tu número de teléfono

Siéntese, por favor

Es interesante verlo, está mirándonos

Está construyéndose

Sin embargo, a un nivel más frecuente y coloquial, tanto el gerundio como el infinitivo suelen ir precedidos de diferentes verbos auxiliares en forma personal, y en ese caso existe en español la posibilidad de anteponer el pronombre al verbo:

Estoy escribiéndole una carta. = Le estoy escribiendo una carta.

Necesito verte esta semana. = Te necesito ver esta semana.

Quería deciros algo muy importante. = Os quería decir algo muy importante.

9. El orden básico de los elementos de la oración (sujeto + verbo + obj. directo + obj. indirecto) es alterado frecuentemente en español cuando se desea enfatizar cualquiera de ellas.

Tanto el obj. directo como el indirecto pueden encabezar la oración y, en dicho caso, la lengua española exige la presencia de un pronombre átono que tiene un carácter redundante desde el punto de vista semántico, pero su presencia es obligada desde el punto de vista sintáctico:

a. Objeto directo anticipado:

El vaso lo rompió el niño. – El niño rompió el vaso.

La avería la reparó el mecánico. – El mecánico reparó la avería.

Los pasteles los hizo Marta. – Marta hizo los pasteles.

b. Objeto indirecto anticipado:

Al zapatero le entregué los zapatos. – Entregué los zapatos al zapatero.

A Anita le pedimos la calculadora. – Pedimos la calculadora a Anita.

Al bodeguero le dimos las gracias. – Dimos las gracias al bodeguero.

Es muy importante recordar que en el caso del obj. directo, las fórmulas átonas son lo, los, la, las (o le, les cuando se trata de personas masculinas). En el caso del obj. ind. solo se consideran correctas las formas le, les.

10. Cuando hay dos pronombres átonos, el orden es: Forma del obj. ind. + forma del obj. dir.:

Te lo digo ahora.

Me lo cuentas demasiado rápido.

Nos los han pagado muy bien.

Os la vamos a enviar enseguida.

Dámelo.

11. Cuando las formas le/s coinciden con la/s o lo/s, las primeras se transforman en se:

Se las daré mañana

Se lo dije ayer.

Se lo prohibo.

Es práctico recordar que el segundo elemento de la combinación obj. ind. + obj. dir., es siempre un pronombre que empieza por l-.

Pronomes Pessoais em Espanhol